Cómo una página de empresa de Facebook puede aumentar las ventas de mi negocio

Son varias las empresas con las que trabajamos que son reticentes a trasladar su estrategia comercial al mundo online, y más si hablamos de vender su producto o servicio en Facebook.

 

“¿Vender lo que hago en la red social donde mis hijos cuelgan fotografías?”

“¿Cómo voy a cerrar un presupuesto sin ver físicamente a mi cliente potencial?”

“¿Una página de Facebook de empresa va a vender más que mis comerciales, a los que pago un buen sueldo?”

 

Estas preguntas y otras más las escuchamos casi a diario en las empresas, y todas a priori dicen ‘no’ a Facebook, pero ¿seguirás diciendo que no tras ver estos datos?

 

Inversión en un comercial offline VS inversión en un comercial online. ¿Y si utilizamos los dos?

Que nuestra empresa dé el salto a una página de Facebook no quiere decir que debamos abandonar de la noche a la mañana toda la infraestructura de personas con la que contamos actualmente en el mundo tangible.

Contar con un comercial online nos servirá, principalmente, para acelerar la generación de oportunidades de negocio, puesto que combinamos dos variables de atracción de potenciales clientes. Cuantas más vías de captación tengamos, y cuanto mayor sea el retorno de la inversión (ROI) de cada una de ellas, mejor que mejor.

Así pues, tomando como ejemplo una empresa que ejerce su actividad en el mundo offline, donde la confianza, el contacto diario con el cliente y el ‘tú a tú’ es básico para forjar una relación de calidad y próspera por ambas partes, veamos los números de su capacidad de atracción de negocio offline y online.

Pongamos en antecedentes el ejemplo de empresa que comentamos:

Invierte en Facebook el importe total del coste de su servicio/producto. Poniendo cifras, digamos que alrededor de 300€ en publicidad de Facebook

Además, tiene una persona encargada de su página de Facebook. Esta persona (Community Manager) dinamiza la página compartiendo noticias relacionadas con el sector y dando respuesta a las preguntas que se plantean. Digamos que estos servicios cuestan 400€

 Teniendo en cuenta un histórico de ventas, hemos realizado una estimación de ventas que se generarían a través de cada canal (offline y online)

Ahora, la tabla explicará el resto:

Venta online y venta offline

Los mismos datos, en gráfico:

Inversion online offline

 

Como podemos ver, la mera venta offline y la mera venta online por separado, en este caso, no arrojan resultados positivos, pues la naturaleza del servicio se haya en una oficina/centro/fábrica donde se trata con personas, pero incorporando una página de Facebook en su estrategia comercial, son capaces de lograr beneficios de manera holgada.

 

Google Analytics, el reflejo de cómo funciona nuestra página de empresa en Facebook

Siguiendo con el ejemplo anterior y teniendo en cuenta la inversión comentada (1.200€+400€), las Redes Sociales, y Facebook en este caso, son una de las patas básicas de captación de negocio a través de Internet.

Trafico Google Analytics

Globalmente, las Redes Sociales suponen para esta empresa la tercera vía de atracción de tráfico a su web, donde prácticamente el 80% de estos clics llegan de nuevos usuarios, por lo que cada vez más usuarios conocen la marca, sus productos y sus servicios.

Trafico Google Analytics RRSS

 

En este caso, la empresa sólo ha trabajado la Red Social Facebook, centrándose únicamente en este canal y volcando sus esfuerzos de recursos humanos y monetarios en esta vía.

Cada empresa es diferente, cuenta con distintos recursos y tiene necesidades muy dispares. Empresas con las que trabajamos invierten 0€ en publicidad en Facebook y meramente con la generación de contenidos consiguen aumentar sus oportunidades de negocio a través de Internet.

Pero nuestra recomendación es explorar esta vía que ofrece altas posibilidades de segmentación de público objetivo y permite conocer cuánto nos puede reportar.

Pagina Facebook empresa

Teniendo en cuenta la infinidad de herramientas y canales digitales a disposición de nuestro negocio, debemos valorar la idoneidad de éstos en nuestra estrategia. Dependiendo de nuestros objetivos, tendrá o no sentido, en este caso concreto, que nuestra empresa disponga de una página en Facebook como nuevo canal comercial.