La importancia de utilizar el email marketing como dios manda

Ilustramos con un par de ejemplos de cosecha propia la gran utilidad de esta herramienta cuando se emplea con todo su potencial

 

Enviar una comunicación comercial a un cliente por medio del correo electrónico.

Esto es, a grandes rasgos, el email marketing.

Ahora bien, de cómo se hacía hace ya unos cuantos años (y sorprendentemente siguen haciendo aún muchas empresas) a cómo puede hacerse en la actualidad hay un mundo. Y suelen ser los primeros, quienes utilizan la herramienta de manera, digamos, inadecuada, los que sostienen que el email marketing está muerto o que no sirve para nada útil.

Nada más lejos de la realidad. El email marketing, bien utilizado, sigue siendo una de las herramientas más interesantes del marketing online. Directa, barata y con resultados medibles y, por lo tanto, muy valiosos a la hora de generar oportunidades comerciales.

De hecho, y según estudios de este mismo año, el email marketing es la forma más eficaz para las empresas de lograr nuevos clientes, unas 40 veces más eficiente que, por ejemplo, Facebook y Twitter juntos. Esto es así porque casi el 100% de las personas que utilizan internet tienen una cuenta de correo electrónico, y no, en cambio, de Twitter o Facebook.

 

El principal argumento al que se agarran los detractores del email marketing es que los potenciales clientes están saturados (y algunos enfadados) de recibir cientos de correos y que la gran mayoría ha optado por no abrirlos. Sin embargo, los estudios afirman que el 60% de las personas elige el correo electrónico como su medio favorito para recibir informaciones comerciales.

Para nosotros –y nos basamos en la experiencia–, la diferencia la marca el buen o mal uso de la herramienta. Y entre los factores que definen el buen uso destacamos:

 

1. Elaboración de una base de datos cualificada: de empresas, blogs, medios de comunicación especializados... Es decir, de contactos de calidad a los que enviar la comunicación. Esto es clave y lleva su trabajo. De ello dependerá, en buena parte, el éxito de nuestra estrategia de email marketing. De poco sirve todo lo que diremos a continuación si la base de datos no es buena. Y si, además, está segmentada, pues mejor aún. De este modo se podrán enviar emailings por tipología de clientes, sectores de actividad…

2. La comunicación debe tener valor real para quien la recibe. Contenido relevante y útil. Evitar hablar de uno mismo para centrarse cien por cien en el destinatario. ‘Por qué somos interesantes para ti’. Que no se note que queremos vender a toda costa, sino más bien que intentamos construir y generar confianza que pueda desembocar en oportunidades de negocio.

3. Cuidar y mimar el asunto del email y, si se puede, personalizarlo. Un porcentaje importantísimo de la tasa de apertura dependerá de ello.

4. Incluir en el emailing llamadas a la acción que den acceso a, por ejemplo, nuestra web (contacto, blog…) o a una landing page en la que haya más información sobre el asunto que se trate.

5. Valorar si el email se debe maquetar o no. Hay comunicaciones de carácter más personal que incrementan su impacto en un texto plano y sencillo.

6. TRACKEAR las urls. Las herramientas de envío de emailing (como Mailchimp) ofrecen ya mucha información sobre lo que pasa con nuestro envío. Nos dicen quién ha recibido el email y quién no; quién lo ha abierto y cuántas veces; quién ha hecho ‘clic’ en los botones y cuántas veces... El mencionado ‘trackeo’ nos aportará un ‘plus’ de enorme valor. Si han entrado en la web, qué han visto y durante cuánto tiempo; si han descargado un pdf; si han rellenado un formulario… Información muy valiosa para interpretar, sacar conclusiones y, así, poder afinar muchísimo la puntería en posteriores envíos.

 

Aplicando lo anterior, en WEROI hemos tenido muy buenos resultados comerciales para muchos de nuestros clientes. Te contamos un par de casos de éxito recientes gracias al email marketing:

 

1. Empresa alavesa fabricante de máquinas dispensadoras de tickets

Tras el tanteo de la demanda de sus productos en México, Colombia y Chile por parte de firmas del canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías), discotecas, parkings y gimnasios, se elaboraron bases de datos cualificadas y se procedió al envío de varios emalings comerciales consecutivos. Como resultado de ello, KFC (Kentucky Fried Chicken)-Colombia y Sodexo-Chile contactaron con la empresa para informarse de sus máquinas.

 

2. Empresa guipuzcoana dedicada al reciclaje de neumáticos para aprovechar los materiales y crear con ellos cinturones, suelas para zapatos, chanclas…

Se elaboraron bases de datos cualificadas de potenciales distribuidores de sus productos y se enviaron emailings en función de las conclusiones que se iban extrayendo (quiénes los habían abierto, cuántas veces…). Gracias a ello, se logró que varios de esos contactos se convirtieran en distribuidores de algunos de los productos de la compañía.

Son solo dos ejemplos que demuestran que, cuando las cosas se hacen bien, el email marketing es una herramienta útil y generadora de buenas oportunidades comerciales. ¡El secreto está en el cómo!

Contáctanos si crees que podemos ayudarte en algo.