Haz de tu página web una herramienta útil y logra resultados

Debes hacer lo necesario para convertirla en un aliado útil de captación de oportunidades comerciales en internet

 

Lo típico. Todo el mundo tenía (o empezaba a tener) una página web y te dijiste que si todo el mundo lo hacía, pues que tú y tu empresa o negocio no ibais a ser menos. Si no estás en internet, es como si no existieras, te decían.

Contactaste con un diseñador/desarrollador, le pagaste un buen dinero y te hizo una página preciosa. Te incorporaste, así, al mundo digital. Ya está. Asunto terminado. A ver qué pasa.

Error.

Lo que pensaste que era el final, resulta que era solo el principio. Ya tienes la web, perfecto. Ahora debes hacer lo necesario para convertirla en una herramienta útil de marketing, de captación de oportunidades en internet. Y hay mucho por hacer, créenos.

¿Por dónde empezar? Pues como casi siempre, por el principio.

Responde, antes de nada, a estas pregunta: ¿para qué quieres la web? ¿Qué esperas realmente de ella? ¿Captar más clientes y aumentar las ventas? ¿Mejorar la notoriedad online y reforzar la imagen de marca? ¿Fomentar la interacción con tu audiencia? ¿Abrir mercado en otros países? ¿Un poco de todo lo anterior?

Una vez tengas claro el enfoque (comercial o no), toca ponerse el buzo y empezar a trabajar; a optimizar.

Y para optimizar hay que medir.

Verás que una de las grandes ventajas del marketing digital es que te permite medirlo TODO. Desde conocer el mercado potencial que existe en un país para unas palabras clave concretas (tubería para micropilotes, moldes de termoconformado; lo que sea…), hasta saber si el tráfico que llega a tu web convierte o no, el tiempo de estancia en las páginas... TODO.

Y esta posibilidad de establecer métricas es un tesoro.

Imagina que descubres, por ejemplo, que gran parte de tu tráfico se marcha tras visitar una de las páginas. Podrás investigar por qué ocurre eso y actuar. Es posible que haya un fallo en uno de los campos del formulario, o que no se comprenda con claridad algún paso, o que los contenidos generen confusión…

Si únicamente has creado una bonita página web con unas palabras clave para posicionarla en Google, te habrás quedado, como ya hemos comentado, muy corto. No estarás analizando cómo se comportan tus visitantes, muchos de ellos potenciales clientes. Tendrás un bonito cuadro colgado en una pared virtual, nada más, en lugar de un eficiente comercial digital 24 horas al día los 365 días del año.

De ahí la importancia de que tu página esté viva, de medir y optimizar; de activar todas herramientas digitales necesarias. Este es el camino para la obtención de resultados.

Lo sustancial no es estar el primero en Google ni tener un tráfico ingente, sino haber logrado, al final de año, muchas visitas de calidad a tu página, de esas que generan consultas y/o ventas. No lo olvides: resultados.