¿Quién debería estar al frente de tu proyecto comercial digital?

Nosotros lo tenemos claro y en este post te lo contamos. Nos desnudamos (en espíritu, ¿eh?) para que nos conozcas un poco mejor y entiendas nuestro trabajo

 

Si nos lo permites, en este post nos vamos a quejar.

Bueno, más bien queremos desahogarnos, contarte algunos secretos de nuestro día a día e intentar con ello que nos conozcas algo mejor y entiendas nuestro trabajo.

En WEROI somos comerciales digitales, convertimos internet en un canal adicional de generación de negocio para las empresas que nos contratan.

Si te estás planteando mejorar tu facturación incorporando (o bien potenciando) el marketing digital en tu estrategia comercial, enseguida te surgirán necesidades.

 

Entre ellas:

  • Definir una estrategia digital, un plan de acciones que te permita alcanzar los objetivos comerciales fijados, previo análisis de tu mercado digital, competencia en internet, etcétera.
  • Profesional(es) de diseño y desarrollo para la creación de página web, landing pages, integraciones con CRM’s, página de ventas, migraciones complejas, etcétera.
  • Experto(s) en activación de herramientas digitales como SEO, SEM, redes sociales, contenidos…

 

Como ves, varias vertientes que atacar (y cada una con diferentes aristas), para las que necesitarás a un equipo de trabajo.

 

La pregunta que queremos hacerte es: ¿quién crees que debería liderar tu proyecto?

 

¿El analista de datos? ¿El diseñador web? ¿El programador? ¿El técnico en ERP o CRM? ¿El experto en SEO y contenidos web? ¿Cada uno en su área y a su manera? ¿Tú mismo como gerente o responsable comercial o de marketing de tu empresa?

Es probable que tú, aunque tengas más o menos claro lo que quieres, no dispongas ni del tiempo ni de los conocimientos técnicos necesarios para ejercer de ‘capitán de barco’. Por otro lado, vas a pagar a otros que saben para que tomen las riendas, ¿no es así? Otra cosa es que te mantengan al tanto de todo y que en según qué decisiones tú tengas la última palabra. Faltaría más.

 

Pero ¿quién piensas que debería marcar las directrices de tu proyecto comercial digital?

 

En WEROI pensamos que debemos ser nosotros, o una empresa que se dedique a lo mismo a lo que nos dedicamos nosotros. Un poco más adelante te explicaremos por qué.

Pero antes, para que entiendas mejor a dónde queremos llegar, vamos a hacerte partícipe de ese desahogo del que hablábamos al principio del post, algo que nos ha ocurrido con frecuencia y que sólo con trabajo, empatía y mucha confianza en lo que hacemos hemos aprendido a manejar.

 

En WEROI no tenemos integrados físicamente a todos los profesionales que a veces hacen falta para sacar adelante un proyecto digital. Es el caso, por ejemplo, del área de diseño y desarrollo web. Funcionamos con partners o colaboradores externos especializados. Con algunos llevamos más de 8 años de relación.

 

Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

 

  • La principal ventaja (para nosotros importante) es que disponer de distintos profesionales a los que poder recurrir nos ofrece una gran versatilidad. Podemos elegir el partner más adecuado a las necesidades del cliente. Cada empresa de diseño y desarrollo tiene su arte y estilo, diseñadores o desarrolladores con su particular potencial y precios. Esto nos permite jugar con las diferentes opciones y optar por la más adecuada.

    Si tuviésemos a una persona interna experta en, pongamos, el lenguaje de programación Python, seguro que intentaríamos colar esta tecnología en los proyectos. Por decirlo de una manera llana: si lo que yo vendo son burros, por mucho que tú lo que necesites sea una oveja, voy a tratar de colocarte mi burro.

  • La desventaja, y nudo gordiano de nuestro lamento, es que estas empresas externas están acostumbradas, por lo general, a ser ellas mismas el centro de atención principal de los proyectos.

 

Y aquí es donde se produce el choque.

 

Nuestra experiencia con diseñadores, desarrolladores, instaladores de ERPs o CRMs… nos ha enseñado que a estos profesionales les duele y escuece cuando se les muestra un camino a seguir distinto al que quieren tomar. Se resisten y hay que pelear mucho y duro con ellos.

Quizá te estés preguntando que si hemos sido nosotros, WEROI, quienes hemos abierto la puerta de un proyecto a un partner, éste debería limitarse a seguir las directrices que se le marquen.

 

Vale, pero no es tan sencillo, créenos.

 

Algunos de sus razonamientos son:

 

  • “Llevo tiempo trabajando así y con excelentes resultados. No es necesario que me digas cómo tengo que hacerlo”.

O bien:

 

  • “Esto que me pides ¿a qué nos lleva y cómo va a afectar a mi tiempo y beneficio? Si voy por ahí no sé cuánto voy a tardar”.

 

Y si esto ocurre con partners que nosotros mismos hemos introducido en el proyecto, imagínate que no podría pasar cuando es el propio cliente quien impone a un diseñador concreto, un desarrollador o una agencia de comunicación. Lo normal es que salten chispas. Y no porque nosotros lo busquemos, ojo.

Son los pequeños ‘reinos de taifas’ que generan división y desgaste, y que van en contra del interés general del proyecto, justo el que nosotros nos esforzamos por no perder nunca de vista: convertir internet en un canal de generación de negocio para el cliente.

Para el cliente de todos, conviene recordar.

 

Y que nadie se moleste por lo que decimos. Es una reacción que vemos como lógica y entendible; humana. Y asumimos nuestra parte de culpa.

Si aspiramos a liderar con éxito un proyecto digital, es responsabilidad nuestra neutralizar esta manera de ver las cosas; lograr que los árboles no impidan ver el bosque a ningún miembro del equipo.

Si tú, cliente, quieres algo más que una bonita página web; si de verdad aspiras a generar negocio a través de internet, nuestra misión es que toda acción que se ejecute (de diseño web, desarrollo, SEO, SEM o lo que sea) lleve esto mismo impreso en su ADN.

 

Es cierto que no somos expertos en todas las áreas, pero las conocemos lo suficiente como para dirigir con criterio el trabajo de cada miembro del equipo; para integrar y cohesionar los diferentes enfoques y lograr que el cliente mejore su facturación gracias a internet.

Sabemos por experiencia que es un error poner el músculo en una solución técnica concreta sin haber analizado antes todo el proyecto. Porque, en el mundo offline, ¿acaso te limitarías a vestir a tu comercial con un traje de Dolce&Gabbana y listo, o más bien te preocuparías, por ejemplo, de que supiera explicar y ‘vender’ con todo lujo de detalles las bondades de tu producto? Claro que la presencia es importante, pero no lo único.

La fuerza principal, pensamos, debe dirigirse a crear una estrategia general que desde su concepción tenga como objetivo prioritario potenciar internet como canal adicional de generación de oportunidades comerciales.

 

Cuando no se trata sólo de diseñar y desarrollar una web, o de trabajar un poco el SEO o el SEM; cuando de lo que se trata es de generar negocio a través de internet, gestionar bien un proyecto es lograr que cada eslabón de la cadena sea sólido y resistente y, además, se ensamble a la perfección con el siguiente y sume en el resultado final. Y a eso nos dedicamos en WEROI.

 

Recuerda: que los árboles no impidan ver el bosque.